Nigiri

Así como el maíz, el frijol y el chile en la comida mexicana, o la salsa de tomate, la pasta y el queso en la comida italiana; la comida japonesa también tiene sus tres sabores base: Arroz, pescado y soya.

Según nos platica el Chef Armando Flores cuya filosofía principal es: “No comer nada más por comer, si no realmente apreciar lo que nos estamos llevando a la boca” el arroz japonés es diferente al arroz mexicano, debido a que presenta textura húmeda y tiene un sabor dulce avinagrado muy particular, que da el marco perfecto para apreciar el segundo ingrediente base: el pescado, el cual definitivamente no debe ser congelado, parece un punto sobre entendido pero es parte de la magia que no debemos obviar.

Finalmente lo que cierra esta deliciosa trilogía es la salsa de soya, eso sí, sin remojar al grado de desbaratar la pieza de sushi, el Chef nos enseña a que sólo hay que tomar la pieza con los dedos (válido en las costumbres japonesas para nigiris y rollos) remojar el pescado (no el arroz) con toquesitos de soya y muy importante: comer la pieza completa sin morderla, cerrar los ojos un momento y disfrutar el sabor de esta combinación.

El uso de la soya no sólo puede ser excesivo en comensales nacionales, en Japón, -nos cuenta el Chef Armando- la moda entre los chefs es sólo barnizar la pieza de sushi con una pequeña brocha, asi el comensal conoce cual es el toque exacto de soya sin neutralizar ninguno de los sabores de la pieza.

¿Te gustaría probar y apreciar estos sabores? Si estás buscando dónde comer o lugares para cenar en el ex DF, te invitamos a conocer al Chef Armando Flores y la comida traicional japonesa en Jitaku, uno de los mejores restaurantes en Ciudad de México.